viernes, 30 de abril de 2021

EN LA PENDIENTE DEL CRIMEN, de Budd Arthur (Toray)

Título: En la pendiente del crimen
Autor: Budd Arthur (1928-2010)
Título original: Swiftly to evil (1958)
Traducción: J.M. Cañas
Cubierta: Longarón
Editor: Ediciones Toray (Barcelona)
Fecha de edición: 1961
Descripción física: 172, 3 p.; 11,5x17,5 cm.
Serie: Best-seller policiaco #2
Depósito legal: B. 6.201-1961
Estructura: 23 capítulos
Información sobre impresión:
Impreso por EDICIONES TORAY, S.A. - Arnaldo de Oms, 51-53 - Barcelona


Información de contracubierta:
LA VIOLENCIA ES MI NEGOCIO
por
Stephen Marlowe
—¡Aquí está él!— alguien gritó...
La luz proyectada iluminó la oscura figura de un hombre que permanecía sobre la alta roca. Desde aquella distancia se le veía inmóvil, indiferente.
Estaba allí, lejos, desde hacía cuatro horas.
Entonces se movió, buscó con el pie el escalón, pero encontró el vacío, la nada.
Vaciló durante unos instantes, y se desplomó de cabeza, antes que la luz de los proyectores lo perdiera. Durante los últimos y escasos instantes que vivió, el doctor Duncan Hadley Lord siguió siendo historiador, profesor, consejero del gobierno y ser humano.
Cuando los reflectores le descubrieron de nuevo, era sólo un cuerpo —un cuerpo destrozado— que esperaba el furgón funerario.

Budd Arthur, educado en la Academia Militar, sirvió en la Armada de los EE. UU. desde 1950 a 1952. Después fue actor, secretario, agente literario, reportero de un periódico y comentarista, editor, y director de un importante negocio de Nueva York. Es autor de varias historias cortas y novelas, y ha escrito también guiones para la radio, cine y televisión. Ha escrito muchas de sus obras en colaboración con su padre, y ambos están muy orgullosos de trabajar juntos. Está casado y vive en Nueva York con su hija Francesca. Es aficionado a los animales y un consumado jinete. Sus otras aficiones son tan variadas y pintorescas como su propia carrera.

MI COMENTARIO:
Sorprendentemente entretenida y bien escrita, cuenta la vuelta al mundo del espionaje de Harry Fowler, que durante la Segunda Guerra Mundial trabajó para la OSS y ahora es un periodista sensacionalista. Recibe una misión de su antiguo jefe Bert Tully, ahora agente de la CIA, que consiste en evitar un asesinato organizado por el Kremlin en Nueva York. Una buena lectura para repasar la lucha contra el comunismo en los años ’50.

No hay comentarios :