sábado, 1 de agosto de 2009

EL DOBLE DEL PRESIDENTE, de Ted Allbeury (Argos Vergara)

Título: El doble del presidente
Autor: Ted Allbeury (1917-2005)
Título original: The man with the president’s mind (1977)
Traducción: Victoria Mir
Cubierta: Rolando & Memelsdorff
Editor: Editorial Argos Vergara (Barcelona)
Edición: 1ª ed.
Fecha de edición: 1979-04
Serie: Libros de bolsillo Argos Vergara
ISBN: 978-84-7017-669-2 (84-7017-669-2)
Depósito legal: B. 14024-1979
Estructura: 23 capítulos
Información sobre impresión:
Impreso por Publicaciones Reunidas, S.A., Alfonso XII, s/n. Badalona (Barcelona)

Información de contracubierta:
¿Puede la mente de un hombre parecerse a la de otro hasta el punto de que ambos piensen y reaccionen de idéntica manera en determinadas situaciones? Los altos mandos de la KGB opinan que sí, y en torno a esa teoría trazan las líneas maestras de un plan increíblemente audaz. La experiencia de Cuba —el episodio de las bases para misiles, humillante derrota de la política exterior soviética— les ha dejado una experiencia positiva: ahora saben que, en última instancia, en Estados Unidos es el presidente quien decide qué se ha de hacer...
Andrei Levin, profesor de psicología en la Universidad de Leningrado, no tenía la menor sospecha de ser un auténtico “doble” mental y emocional del recién elegido presidente norteamericano. Pero la KGB sí lo sabe. Comienza así para Levin la más extraordinaria aventura de su existencia: puesto al servicio de la KGB, instalado en una réplica exacta de la Casa Blanca, empieza a vivir, pensar, razonar y tomar decisiones como si fuese el mismísimo presidente. Con inmensa satisfacción, los hombres del Kremlin comprueban que el experimento es un éxito: pueden enterarse anticipadamente de cuál sería la reacción de los Estados Unidos ante las maniobras, internacionales de la URSS. Por lo tanto, ha llegado el momento de poner en marcha la segunda parte del plan: corroer con firmeza el poderío norteamericano hasta lograr la indiscutible primacía mundial.
Pero el destino deja siempre un resquicio imprevisto en las acciones de los hombres. Para Andrei Levin el destino se llama Clodagh: una irlandesa apasionada, temperamental, arrebatadora. Y la KGB comete el error de apartar a Clodagh de Levin...

No hay comentarios :