sábado, 29 de agosto de 2009

LA GRAN ESCARAMUZA, de Rod Gray (Aura)

Título: La gran escaramuza
Autor: Rod Gray (seud. de Gardner F. Fox y otros autores)
Título original: The big snatch \ Nº 10 en la serie “Lady from L.U.S.T.”
Traducción: Aurora Rodríguez Sánchez
Editor: Ediciones Aura (Barcelona)
Fecha de edición: 1981-07
Serie: La Super Agente Oh Oh Sex
ISBN: 978-84-214-0280-1 (84-214-0280-3)
Estructura: 1 prólogo, 9 capítulos
Información sobre impresión:

Impreso en los talleres de Gráficas Diamante, Zamora, 83, Barcelona

Información de contracubierta:

He aquí la más excitante agente secreto del mundo, provocando por sí sola una crisis en el sudeste asiático. No hay modo de detener a Eve cuando capta la atmósfera de la jungla laosiana. Perdiendo todo freno —si es que jamás tuvo alguno— se lanza con el ímpetu de su muy femenino y bien dotado cuerpo, a danzar en el Templo de las Singulares Caricias, de Bangkok. Y como de costumbre, cuanto más se aligera de ropa, tanto más incitante resulta. La misión que L.U.S.T. le ha encomendado a Eve consiste en capturar los planos para una invasión militar en Tailandia. Siempre en el cumplimiento de su deber, Oh Oh Sex enseña sus especiales trucos sexuales a las otras danzarinas del templo, se tiñe para pasar por nativa, intima con un general enemigo y un monje budista, y va a la caza de una rara y maravillosa esmeralda.

MI COMENTARIO:
Adaptándose a los tiempos, la ficción de espionaje comenzó a generar novelas con un fuerte contenido sexual en la década de los ’60. En Estados Unidos la serie que mejor reflejó esta erotización fue la de la agente Eve Drum, cuyo nombre en código es Oh-Oh-Sex. El nombre de la serie es Lady from L.U.S.T., sigla que significa League of Undercover Spies and Terrorists (Liga de Espías y Terroristas Encubiertos, en español). Su autor fue Rod Gray, que en realidad es el seudónimo de Gardner F. Fox (1911-1986), un escritor norteamericano que cultivó diversos géneros literarios. La serie consta de un total de 25 novelas, escritas entre 1967 y 1975, siendo la serie de espionaje erótico más larga en lengua inglesa.
Tal como se la presenta La gran escaramuza, Eve es una verdadera ninfómana, incapaz de desperdiciar cualquier situación que la lleve al placer sexual, incluso si éste llega de forma violenta y coercitiva. En cuanto es estimulada, se excita y despliega todos sus conocimientos sobre el sexo, los cuales al parecer tienen una dimensión enciclopédica. Es gracioso como menciona varias obras literarias que han explicado el arte del buen amor, un guiño orientativo al lector.
Eve trabaja para L.U.S.T., una agencia de espionaje norteamericana. Aquí su misión consiste en encontrar los documentos perdidos por un agente colega que fue asesinado en Laos. Estos documentos detallan una inminente invasión china de los países del sur de Asia. Para ello va a primero a Tailandia a buscar información. En el camino se encuentra con amigos, víctimas y enemigos, lo que le permite ejercitar su impresionante capacidad sexual. Si necesita recurrir al sexo para conseguir lo que busca, lo hace con la mayor de las pasiones. Se podría decir que lo toma como algo personal.
Tengo que reconocer que esta novela me gustó. No es una novela porno, cruda en sus descripciones, sino que se sitúa en el terreno softcore. Eve no es presentada como una máquina de placer, sino como una chica con iniciativa propia cuando puede, y con una gran flexibilidad cuando la situación le impide actuar libremente (en determinado momento, es tomada prisionera por una guerrillera maoísta lesbiana, que goza a más no poder con su compañía).
No está mal para una noche sin inspiración.