miércoles, 4 de agosto de 2010

JUEGO DE ESPEJOS, de Daniel Silva (Grijalbo)

Título: Juego de espejos
Autor: Daniel Silva (1960-)
Título original: The unlikely spy (1995)
Traducción: María Vidal
Cubierta: Jordi Solé
Editores: Ediciones Grijalbo (Barcelona)
Edición:
Fecha de edición: 1997-04-02
ISBN: 978-84-253-3091-9 (84-253-3091-2)
Depósito legal: B. 6.190-1997
Estructura: 1 prólogo, 64 capítulos
Información sobre impresión:
Esta obra, publicada por Grijalbo, se terminó de imprimir en los talleres de Hurope, S.L., de Barcelona, el día 2 de abril de 1997

Información de contracubierta:
1944: el desembarco aliado en Europa va a decidir el curso de la guerra. Y los alemanes aún pueden saber dónde va a producirse...

Daniel Silva es periodista de televisión y prensa escrita. Productor ejecutivo de los programas desde Washington de la cadena CNN. Esta es su primera novela, y un suceso editorial de considerable magnitud.

Información de solapas:
Enero de 1944: el asalto aliado a la Europa continental parece inminente. Conocer el lugar del desembarco es vital para el alto mando alemán, tanto como lo es para los aliados que sus enemigos no lo conozcan. Por ello, británicos y estadounidenses pusieron en marcha distintos sistemas de intoxicación informativa que convencieran a los alemanes de que la invasión se producirá por un lugar distinto del proyectado.
Pero hay algo que el contraespionaje británico no sabe: existe una red alemana “dormida”, con una cobertura perfecta, que es activada en aquel momento para averiguar lo referente al desembarco. Indicios poco consistentes llevarán a Alfred Vicary, profesor universitario enrolado en los servicios de contraespionaje un poco a pesar suyo, a dirigir la caza de una personalidad tan sutil como implacable. Una caza de cuya resolución depende el destino del desembarco y que, sin que Vicary lo sepa, sólo es un engranaje más de un juego más amplio y complejo...
Juego de espejos es una novela de espionaje inusual: por su potente ritmo, por la complejidad de su trama, por la riqueza de los caracteres que dibuja y por la seriedad de la reconstrucción histórica. Todo ello la convierte en una lectura apasionante e inolvidable.

No hay comentarios :