miércoles, 7 de diciembre de 2011

LLAMADA PARA EL MUERTO, de John le Carré (Noguer)

Título: Llamada para el muerto
Autor: John le Carré (1931-)
Título original: Call for the dead \ Nº 1 en la serie “George Smiley”
Traducción: Nieves Morón
Cubierta: Riera Rojas
Editor: Editorial Noguer (Barcelona)
Edición: 6ª ed.
Fecha de edición: 1966-07

Ediciones anteriores: 1ª ed. (1965-03); 2ª ed. (1965-04); 3ª ed. (1965-06); 4ª ed. (1965-09); 5ª ed. (1966-03)
Serie: Colección Esfinge #2
ISBN: 978-84-279-0002-8 (84-279-0002-3)
Depósito legal: B. 17.842-1966
Estructura: 18 capítulos
Información sobre impresión:
Talleres tipográficos Ariel, S.A., Avda. José Antonio, 108
Esplugas de Llobregat (Barcelona)


Información de contracubierta:
Una obra anterior —El espía no vuelve—, traducida hoy a todos los idiomas y con un espectacular éxito de público y de crítica, nos ha presentado ya a John Le Carré, es decir, al joven escritor inglés David Cornwell, universitario y pintor. Esa obra constituyó la revelación de un excepcional innovador en la técnica compleja de las llamadas novelas de espionaje. Pero —y esto es más importante todavía— nos descubrió a un escritor, auténtico, con un sorprendente dominio de la novelística y del lenguaje.
Esta misma manera de novelar, este sentido de la autenticidad y la innovación, volvemos a encontrarlo ahora en LLAMADA PARA EL MUERTO. Novela en primer lugar, y tan magníficamente construida como la anterior, esta obra insiste en el tema del espionaje, tan caro a Le Carré.
La historia empieza en un día casi olvidado, cuando el sentimental George Smiley —una extraña mezcla de rana y toro—, que sentía una inevitable debilidad por los poetas alemanes desconocidos, fue enviado a una universidad alemana de provincias como
Englischer Dozent. Allí conoció a Dieter Fey, discípulo extraordinariamente inteligente, cuya sagacidad, finura y... serenidad sólo podía compararse con la de aquel hombrecillo que sabía tanto de Keats.
Pero George Smiley, detrás de sus amados poetas y también delante de ellos, resultaba ser el más eficaz y peligroso agente del Intelligence Service británico. La guerra le hizo abandonar lo que él consideraba su aventura alemana. Por lo menos lo creyó así. Porque un día se mezcló en su vida apacible, cuando estaba a punto de quedar “en conserva”, una extraña llamada telefónica: la llamada que se hizo a sí mismo un hombre muerto.
George Smiley se vio entonces empeñado en una lucha mortal y dolorosa, por lo que tenía de grato recuerdo, contra la única persona que podía oponerle una inteligencia digna de la suya.
Esta lucha sorda y oscura, provocada por una misteriosa llamada telefónica, es el tema de esta novela, cuyos personajes, en el mundo implacable de los servicios secretos, no tienen más opción que matar o dejarse matar.

No hay comentarios :