viernes, 26 de febrero de 2016

EL VERDADERO 007, de Bill Wharton (Diana)

Título: El verdadero 007
Autor: Bill Wharton
Título original: The real 007 (1969)
Traducción: René Cárdenas Barrios
Editor: Editorial Diana (México)
Edición: 1ª ed.
Fecha de edición: 1970-05
Serie: Colección Caimán #461
Estructura: 16 capítulos
Información sobre impresión:
Esta edición de 18.000 ejemplares se terminó de imprimir el día 12 de mayo de 1970 en los talleres de la Editorial Diana, S.A. Tlacoquemécatl y Roberto Gayol. México, D.F.

Información de cubierta:
¡JAMES BOND DESENMASCARADO!
“Es la clase de hombre que tomaría en sus brazos a una muchacha bella, la besaría, la invitaría a cenar y a beber y después le cortaría la garganta, si la ocasión lo exigiera”
Ian Fleming.

Información de contracubierta:
LAS HAZAÑAS FANTASTICAMENTE AUTENTICAS DE LANGRIDGE... ¡EL SUPER ESPIA!
Fue el modelo viviente para el James Bond de lan Fleming. Era un hombre a quien le importaba un bledo el cielo o el infierno. Un hombre cuyo primer amor fue una buena pelea. Un hombre de serenidad helada y brillante lealtad. Un hombre que era un hábil asesino profesional y un amante de poesía isabelina. Un conocedor de la comida y la bebida finas y un experto en armas complicadas. Un hombre que mentía tan fácilmente como reía. Un hombre considerado el mejor agente de inteligencia naval. Un jugador atrevido que no se detenía ante nada para ganar... y un hombre sensual que atraía a todos los tipos de mujeres.
Estas son las aventuras del agente de espionaje, el osado, completamente despiadado, que fue
EL VERDADERO 007

MI COMENTARIO:
Libro misterioso, El verdadero 007 narra las aventuras de Tom Langridge, agente británico de origen irlandés, que actuó en los escenarios de la Segunda Guerra Mundial. Es difícil saber si esas aventuras fueron reales, incluso si el propio Langridge existió, o si fue una invención de Wharton para capitalizar la popularidad colosal que tuvo James Bond en los años 60. Me da la sensación que son aventuras de distintos agentes que fueron adaptadas a la actividad de uno solo, ficticio o no.
Éstas son algunas de las historias que se cuentan:
- En Lisboa, Langridge secuestra a un coronel y un mayor alemanes para intercambiarlos por el comandante Pipp, que conoce los planes para la invasión de Italia.
- En Londres, logra desenmascar a un espía estadounidense que trabaja en la embajada de su país y que pasa información a un grupo de opositores de las acciones bélicas de Inglaterra.
- Es lanzado en paracaídas en el norte de Belgica, para que ubique los canales donde se alistan embarcaciones y tropas para invadir Inglaterra; una vez que informa su ubicacion, es rescatado por un aeroplano ligero; posteriormente, la aviación inglesa bombardea y destruye esas instalaciones.
- Fleming y Langridge van a Marruecos para recabar información sobre la disposición de la población local ante una posible invasión de tropas aliadas. En Casablanca, se lían con dos hermosas mujeres, que resultan ser agentes nazis; Fleming es sedado y capturado, mientras que Tom soporta el somnífero, reduce a su seductora y rescata a su compañero. Ayudados por agentes de la resistencia francesa, vuelven a Londres vía Gibraltar.
Después de varias peripecias más, Langridge realiza su último gran golpe: junto a dos agentes británicos y miembros de la resistencia, penetra una base militar en el norte de Francia, con el objetivo de secuestrar al almirante Karl Dönitz; si bien no lo encuentran, se hacen con los códigos secretos de las naves submarinas alemanas, que transmiten clandestinamente a Londres.
Tom finalmente se casa y abandona el servicio. A pedido de Fleming, realiza una última misión: va a Hamburgo y Kiel para investigar la posible huida de Adolf Hitler en un submarino. Descubre que dos submarinos partieron del norte de Alemania poco antes de la rendición, pero no puede asegurar que el dictador haya escapado.
La novela termina con Tom recordando a Fleming, horas después de su fallecimiento. En algún momento de la novela, el futuro escritor le cuenta a su subordinado que creará un personaje literario basado en sus hazañas, y lo llamará James Bond...
Más allá de su grado de verosimilitud, El verdadero 007 se destaca por tener nervio, mucha acción y un estilo de narración directo, viril, sin adornos ni demoras. Todo un homenaje a la literatura bélica de la primera mitad del siglo XX.