viernes, 12 de febrero de 2016

LA CUARTA AGENCIA, de John Fredman (Alfa)

Título: La cuarta agencia
Autor: John Fredman (1927-)
Título original: The Fourth Agency (1969) \ Nº 1 en la serie “Charles Dexter”
Traducción: Santiago González
Cubierta: Negro Díaz
Editor: Editorial Alfa Argentina (Buenos Aires)
Fecha de edición: 1976-04
Serie: Los extraordinarios
Estructura: 18 capítulos
Información sobre impresión:
Tirada: 5.000 ejemplares
Este libro se terminó de imprimir en la primera quincena de abril de 1976, en Gráfica Devoto, Nogoyá 4825, Bs Aires, Rep. Argentina.

Información de contracubierta:
Charles Dexter, ácido y humorístico personaje que conocimos en La falsa Ioanna —novela publicada también por Alfa Argentina— descubre que “la pantalla” que oculta su verdadera actividad de agente del Servicio de Inteligencia Británico es demasiado peligrosa porque lo convierte en enemigo de los suyos. Dexter va a ser capturado, torturado y quebrado por los propios servicios ingleses. Trabaja para una de sus agencias... pero hay tres más. Las cuatro agencias y las del “otro lado” van armando un escenario en el que se espera que él actúe de comparsa en un duelo de cinismo escalofriante entre dos super-espías. Pero, ¿exactamente qué papel quiere representar Dexter...?
John Fredman, creador de Charles Dexter y autor de La falsa Ioanna, obtiene información directamente de su experiencia personal. Ha sido abogado, piloto de autos y trineos de carrera. Abandonó el ejercicio de su profesión porque le desagrada en extremo trabajar demasiado y prefiere pasar los veranos con su crucero en la bahía de Antibes, donde elabora el material para sus futuras novelas. Es el creador ingenioso de un agente de contraespionaje diferente de todos los demás, que seguramente llegaremos a ver en las pantallas cinematográficas. Tiene 43 años; casado con la hija de un noble británico, vive en una antigua casa de piedra enclavada en la zona rural de Dorset, Inglaterra.

2 comentarios:

Unknown dijo...

Mi libro favorito, era un secreto

Johny Malone dijo...

Ya no lo es. Gracias por el comentario.