viernes, 20 de mayo de 2016

LA DANZA SANGRIENTA, de Campbell Armstrong (Ediciones B)

Título: La danza sangrienta
Autor: Campbell Armstrong (1944-2013)
Título original: Jig (1987) \ Nº 1 en la serie “Frank Pagan”
Traducción: Antoni Puigrós
Cubierta: La Manufactura Arte y Diseño
Editor: Ediciones B (Barcelona)
Edición: 1ª ed.
Fecha de edición: 1989-05
Serie: Éxito internacional #26
ISBN: 978-84-406-0815-4 (84-406-0815-2)
Depósito legal: Bi. 776-1989
Estructura: 27 capítulos, epílogo
Información sobre impresión:
Impreso por GRAFO, S.A. - Bilbao

Información de contracubierta:
Ironías del destino. Jig, el terrorista más buscado del mundo, se hace pasar por vendedor de juguetes. Lleva consigo una bolsa con títeres de madera, caballitos... y un pasaporte falso.
En realidad, estas precauciones son accesorias porque su auténtica personalidad es totalmente desconocida por las fuerzas del orden. Pero Jig es un perfeccionista. Por eso es el mejor. Y por eso la organización le pide que viaje a Estados Unidos para recuperar los diez millones de dólares captados para el IRA por sus contactos americanos y robados después por alguien cuya identidad es tan desconocida como la del propio Jig. Por primera vez, nuestro terrorista se enfrenta a algo desconocido. Ahora, el mejor bailarín de la sangrienta danza de la muerte tiene que preguntar antes de disparar. Y no es ése su estilo. De nada le servirá su puntería ni su probada astucia en la preparación del golpe. Esta vez ni siquiera sabe a quién tiene que matar, y cuando descubra la identidad de la víctima será ya demasiado tarde. Todas las armas apuntarán contra él.
Un salto mortal en la danza de la sangre

Información de solapas:
Las tradicionales historias de policías y ladrones se tiñen de sangre con la irrupción del terrorismo. Son legión los novelistas que han aprovechado ese giro de la historia para sus obras. Sin embargo, el horizonte narrativo de Campbell Armstrong es, en este sentido, mucho más amplio. Su protagonista, Jig —cuyo nombre procede de una danza folklórica irlandesa— no es un fanático inconsciente, no es un Rambo vestido de irlandés. Aquí nos hallamos ante un personaje rico en matices, y la maestría de Armstrong radica en la habilidad con que lo coloca ante situaciones contradictorias.
Un irlandés especializado en la muerte súbita se halla de repente en Nueva York ante una tarea que exige paciencia, cálculo e indagación previa. Su función es matar, pero esta vez expone también su propia vida en el intento. Y deberá contar, además, con un factor inesperado: el amor de una mujer, la única locura que un terrorista no puede permitirse.