viernes, 20 de julio de 2018

PIMPINELA ESCARLATA EN EL VATICANO, de J.P. Gallagher (Ediciones Selectas)

Título: Pimpinela Escarlata en el Vaticano
Autor: J.P. Gallagher (1917-)
Título original: Scarlet Pimpernel of the Vatican (1968)
Traducción: Federico Lopez-Cruz
Editor: Editorial de Ediciones Selectas (Buenos Aires)
Edición: 1ª ed.
Fecha de edición: 1968-07
Descripción física: 296 p.; 14x20,5 cm.: tela con sobrecubierta
Estructura: prefacio del autor, 16 capítulos
Información sobre impresión:
[s.d.]

Información de cubierta:
La más sensacional revelación histórica de los últimos años

Información de solapas:
Notable e intrigante documento de la gloriosa y heroica campaña realizada en Roma y sus alrededores por el Muy Reverendo Monseñor adscripto al Vaticano, Hugh O’Flaherty, un fornido sacerdote irlandés, jovial, suave, bondadoso, franco, cándido e incapaz de hacer el menor daño a quienes no lo merecían, que se convirtió en una leyenda viva y en el hombre más “buscado” por la Gestapo. Fue azote de nazis y fascistas y salvador de más vidas que cualquier otro hombre en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial.
Monseñor O’Flaherty fue, tanto literal, como figuradamente el Pimpinela Escarlata del Vaticano, el hombre que creó una organización ultrasecreta para socorrer a sus semejantes y desafió abiertamente a las fuerzas SS alemanas, y, con frecuencia, hasta a sus autoridades de la Iglesia Católica, que no toleraban sus comprometedoras actividades. De pie, solo, en la escalinata de la Basílica de San Pedro, vestido con su sotana negra de vivos rojos, esperaba a toda persona fugitiva en desgracia, para brindarle ayuda y protección, ya fuese soldado o general, campesino o senador, lavandera o princesa, que llegaba hasta él con la esperanza de ser salvada de una cárcel, un campo de concentración y casi seguramente la muerte.
En cualquier noche elegida al azar, Monseñor O’Flaherty tenía bajo su segura protección entre cien y doscientas personas, hombres y mujeres, escondidos en distintos refugios por toda la ciudad de Roma, algunos de ellos en el mismo Collegio Teutonicum, otros prácticamente al lado del Cuartel General de las fuerzas SS en Roma, y hasta una vez en una comisaría policial italiana. En su admirable audacia, llegó al colmo de organizar su propio servicio de información en el seno mismo de la Gestapo.
Monseñor O’Flaherty y el asombroso mayordomo del Ministro de Gran Bretaña ante la Santa Sede, incluso manejaron el mercado negro para servir a los fines de su abnegada y humanitaria causa, produjeron en serie documentos falsos de identidad, y hasta llegaron al colmo de robar botas a la Wehrmacht, para prisioneros de guerra rescatados por su organización.
En el día de la liberación de Roma, el Pimpinela Escarlata del Vaticano y sus colaboradores tenían bajo su protección cuatro mil personas: británicos, sudafricanos, rusos, griegos, norteamericanos y de unas veinte nacionalidades más, aparte de un incontable número de judíos, a quienes había salvado personalmente Monseñor O’Flaherty.
Su organización funcionaba desde la propia Basílica de San Pedro, en el Vaticano, a escondidas del Papa y con ella ayudó notablemente a la victoria de las armas aliadas en Italia. Fue el hombre al que jamás detuvo obstáculo alguno, por grande que fuera, en su sublime misión de caridad; el hombre que operó en un mundo de misterio y arriesgó hasta su propia vida para salvar la de los demás; el hombre que facilitó increíbles fugas, algunas de ellas salpicadas de hilarante insolencia, y, por excelencia, el hombre de quien se puede decir, con justicia, que observó fielmente, en todo momento, el precepto bíblico: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

Contenido:
Prefacio del autor
1. El joven anti-británico
2. El correo de Dios
3. El Consejo de los Tres
4. “Quiero que me devuelvan mi pantalón de la suerte”
5. El carbonero y la Gestapo
6. Un Judas arrepentido
7. Los británicos adhieren a la causa
8. Espías y Romeos radiales
9. Navidad... y comienzan los días terribles
10. Fugas, capturas y torturas
11. Espionaje en favor de Inglaterra
12. Una “línea directa” con el Cuartel General de las fuerzas SS alemanas
13. Una marcha funesta
14. “¿Quando vengono?”
15. El enemigo implora ayuda
16. Recompensas y castigos

ADAPTACIÓN A LA TV:
Gregory Peck encarnó al valeroso monseñor O'Flaherty en una película para televisión de 1983. The Scarlet and the Black fue dirigida por Jerry London; Peck fue acompañado en el elenco por Christopher Plummer (Cor. Herbert Kappler), John Gielgud (papa Pío XII), Raf Vallone (padre Vittorio), Kenneth Colley (Cap. Hirsch), Walter Gotell (Gen. Max Helm) y Barbara Bouchet (Minna Kappler). En español se conoció como Escarlata y negro.