miércoles, 18 de julio de 2012

LOS CONSPIRADORES, de Geoffrey Bailey (Caralt)

Título: Los conspiradores
Autor: Geoffrey Bailey
Título original: The conspirators (1960)
Traducción: Jorge Garzolini
Editor: Luis de Caralt Editor (Barcelona)
Edición: 1ª ed.
Fecha de edición: 1962-02
Serie: La vida vivida
Depósito legal: B. 4598-1962
Estructura: 1 prólogo, 12 capítulos, 1 glosario
Información sobre impresión:
Saturno - Andrés Doria, 29-31 - Teléfono 2311542 - Barcelona)

Información de solapas:
La historia de nuestro tiempo está aún por hacer. Se conocen hechos, pero se suelen ignorar las causas, o al menos el fondo que las determina. Pocos textos hay sin contexto, y pocos argumentos sin réplica. “LOS CONSPIRADORES” es uno de los raros libros que sirve al mismo tiempo de testimonio y de explicación histórica. Su autor no solo ha vivido alrededor de los sucesos, sino que ha investigado pacientemente después, ha obtenido informes de primera mano, ha indagado en fuentes que sólo los iniciados podían sospechar. Su libro es un documento único llamado a destruir tantas falsas suposiciones, tantas historias imaginadas y absurdas, cuando la realidad, según nos demuestra el autor, supera cien veces a la ficción.
El anonimato es el precio que ha debido pagar “Geoffrey Bailey” por su sinceridad. Es demasiado lo que sabe, y lo que revela, para que su vida no esté valorada en un alto precio.
“LOS CONSPIRADORES” abarca un período crucial de este siglo: 1917 a 1939. Desde la revolución rusa hasta su consolidación. El nuevo poder creó un fabuloso servicio de espionaje y contraespionaje, destinado a eliminar los últimos vestigios de la época zarista. Sucesos que parecerían increíbles de no ser absolutamente reales, como el rapto de los generales blancos Kutyepov y Miller, realizados según la más depurada técnica de los gangsters, son fidedignamente relatados, así como la formación y actividades del famoso “Trust” de la O.G.P.U. Esta feroz y objetiva crónica termina con la minuciosa descripción de las célebres purgas stalinianas, que han dejado una huella de sangre sin antecedentes en la Historia.
Más que apasionante, alucinante, y a veces estremecedor, “LOS CONSPIRADORES” clausura un tema que tanto ha dado que hablar. El lector comprenderá, después de leerlo, por qué “Geoffrey Bailey” no revela su incógnito.

No hay comentarios :