jueves, 9 de mayo de 2013

EL COMPLOT YERMAKOV, de Derek Lambert (Círculo de Lectores)

Título: El complot Yermakov
Autor: Derek Lambert (1929-2001)
Título original: The Yermakov transfer (1974)
Traducción: Marta I. Guastavino
Cubierta: Marigot
Editor: Círculo de Lectores (Barcelona)
Edición: 4ª ed.
Fecha de edición: 1976-06
ISBN: 978-84-226-0747-2 (84-226-0747-6)
Depósito legal: B. 46766-1975
Estructura: 5 partes (“partida”, “primera jornada”, “en tránsito”, “segunda jornada” y “llegada”), divididas en varios capítulos
Información sobre impresión:
Compuesto en Garamond 10
Impreso y encuadernado por Printer industria gráfica sa
Sant Vicenç dels Horts 1975

Información de página interior:
Derek Lambert fue durante varios años corresponsal del periódico Express en Moscú, lo que le ha permitido viajar y conocer a fondo la Unión Soviética. No es fácil, ni siquiera para un periodista que permanece allí varios años, llegar a conocer bien tan inmenso y misterioso país. No todo el mundo puede moverse en él con entera libertad, pero sí es posible, a través del contacto directo con sus gentes, entreabrir el velo de misterio y secreto con que —para el occidental— todo se halla envuelto en la URSS, desde los ritmos de producción hasta las relaciones humanas y sociales más comunes.
Esto es precisamente lo que el autor nos proporciona con esta novela. Más allá de una intriga bien tramada, entrevemos un hormigueo oscuro de intereses y pasiones que afectan al diplomático y al estudiante, al campesino y al científico, al hombre brillante y al necio. Al pueblo de la Unión Soviética.
Todas las obras del autor inciden en el mismo ambiente, lo que demuestra hasta qué punto le ha fascinado este país, pero también cómo los lectores occidentales buscan satisfacer su curiosidad siempre insatisfecha acerca del mismo. Entre las más famosas obras podemos citar: Angels in the Snow, For infamous conduct y Grand Slam. Hay que añadir también que de El complot Yermakov se está filmando una superproducción cinematográfica que pronto se verá en todas las pantallas del mundo.