viernes, 30 de agosto de 2019

LOS JUEGOS OLIMPICOS, de Hugh Atkinson (Bruguera)

Título: Los Juegos Olímpicos
Autor: Hugh Atkinson (1924-1994)
Título original: The Games (1968)
Traducción: Fernando Corripio
Cubierta: Lozano Olivares
Editor: Editorial Bruguera (Barcelona)
Edición: 1ª ed.
Fecha de edición: 1969-02
Descripción física: 670 p.; 10,5x17,5 cm.
Serie: Libro amigo #95
ISBN: 978-84-02-00550-2 (84-02-00550-0)
Depósito legal: B 45.460-1968
Estructura: 3 libros con varios capítulos cada uno
Información sobre impresión:
Impreso en los Talleres Gráficos de Editorial Bruguera, S.A.
Mora la Nueva, 2 - Barcelona – 1969

Información de contracubierta:
Una novela que amenaza con apagar la llama olímpica
Precedida de un resonante éxito mundial, que entre nosotros ha encontrado eco en la magnífica acogida obtenida por la edición encuadernada, esta discutida y apasionante obra puede hoy ser ofrecida a nuestros lectores en edición de bolsillo. Se han dicho de ella muchas cosas, salvo que sea falsa, que busque el sensacionalismo fácil o que recargue las tintas del cuadro que pone ante nuestros ojos.
Su autor, Hugh Atkinson, se ha limitado a utilizar una trama ficticia a medias para descubrir la cara oculta de los Juegos Olímpicos, esa equívoca realidad de la que todos tenemos referencias más o menos directas, pero de la que nadie ha hablado con claridad suficiente.
Aquí hallaremos el detalle de las maniobras políticas y financieras que suelen disimularse entre los bastidores deportivos, manchados por la intriga sórdida y la morbosa connivencia; aquí están, por otra parte, la intimidad, la auténtica vida, la grandeza y la miseria personales de los hombres y mujeres que, desde lo alto del podio, reciben el aplauso triunfal.

MI COMENTARIO:
La novela tiene tres líneas argumentales. Dos pertenecen a sendos maratonistas (uno inglés, otro aborigen australiano), que se preparan para participar de los próximos Juegos Olímpicos, superando varios obstáculos en el camino. La tercera es de espionaje: cuenta la operación que realiza un sector del Departamento de Estado de EE.UU. para asegurar el triunfo de la candidatura de Santa Ana para organizar la edición de 1968 de dichos juegos (Santa Ana es un imaginario país sudamericano, identificable con Ecuador; como se sabe, las Olimpiadas de 1968 fueron organizadas por México). En la operación tienen un papel determinante Luba Ivanova, que seduce a un importante delegado indio del Comité Olímpico para cambiar la votación, y Lance Dobson, joven agente de la CIA, que empieza brindando información, pero que luego del triunfo de la postulación de Santa Ana, se apodera de la preparación de los juegos y propicia un solapado golpe de estado que asciende al general Maximiliano Pisarro a presidente del país. Los Juegos se realizan, pero en la maratón final mueren corredores debido a la altura del circuito utilizado; a su vez, un directivo despedido del COI filtra a la prensa la operación de adjudicación de la Olimpiada. Acorralado, el director del Comité, Mathew C. Kaverly, se suicida dentro de la antorcha olímpica prendiéndose fuego.
El libro de Atkinson está bien escrito, pero es demasiado largo. Hoy es un bestseller olvidado que sólo puede interesarle a los seguidores de los eventos olímpicos y sus implicaciones políticas.

No hay comentarios :