viernes, 16 de marzo de 2018

CIRCULO MORTAL, de Lester Millard (Finisterre)

Título: Círculo mortal
Autor: Lester Millard (seud. de Carlos Trillo, 1943-2011)
Título original (ficticio): A very vicious circle
Traducción (ficticia): Ema Wolf
Cubierta: Alberto Ciupiak
Editor: Editorial Finisterre (Buenos Aires)
Edición: 1ª ed.
Fecha de edición: 1973-12-12
Descripción física: 79 p.; 11,5x18 cm.
Serie: Colección Caín #2
Estructura: 25 capítulos, epílogo
Información sobre impresión:
Este libro se terminó de imprimir en los Talleres EDIGRAF S.A. Delgado 834, Buenos Aires, República Argentina, en el mes de diciembre de 1986

Información de contracubierta:
James Bond es una mentira. Matt Helm, otra. Los agentes secretos, en realidad, son venales, corruptos, trepadores, enfermos. Irónico, cruel, sin contenciones, el autor desnuda muchas cosas en este libro: prejuicios, imbecilidades humanas, mujeres. “Nunca había leído nada tan infame en novela negra”, dicen que dijo Ian Fleming, y después murió.

MI COMENTARIO:
El misterioso Sr. Smith encabeza una siniestra organización dedicada al espionaje y el chantaje a nivel mundial. Ofrece a los empresarios más poderosos del mundo provocar una guerra entre Estados Unidos y la Unión Soviética, para instaurar sobre las ruinas que se generen un nuevo orden dirigido por las megacorporaciones. En Ginebra, Suiza, tiene sus instalaciones, donde adiestra a sus futuros agentes con métodos brutales (las mujeres, por ejemplo, son torturadas y violadas para perder toda sensibilidad mental y corporal). Su matón preferido es Orke Follower, un gigante de 150 kilos de agilidad y fuerza sobrehumanas (aunque mentalmente es bastante bruto), que se encarga de eliminar los obstáculos humanos que se presentan a los planes de Smith. En una de sus “violaciones de entrenamiento”, encuentra a Erika Soon, una aspirante a agente, que conoce con Orke el placer a pesar de estar insensibilizada. Quedan enamorados, y cerca del final Orke negocia la liberación de Erika a cambio de información.
La otra línea de acción la conduce Stuart Garnett, agente de la CIA, quien recibe la orden de investigar el asesinato de Jill Fremme, supuesta espía soviética residente en Jamaica (en realidad, fue empleada de Smith, asesinada por Orke debido a que era traidora). Mientras Garnett investiga en Kingston, el vicepresidente norteamericano es asesinado mientras visita la ciudad por un francotirador, también de Smith. Garnett lo detiene a él y a Erika, con la que tuvo un affair sexual poco antes. Los dos detenidos, bajo tortura (aunque Erika no siente nada), dan la versión que quiere su jefe, la que es informada a Washington y genera un revuelo en el generalato norteamericano, que quiere un ataque inmediato a la URSS. Ocurre un diálogo desopilante entre los militares:

—¡Guerra! —aulló el general alto.
—Pero —intervino el general gordo—, ¿no sería mejor pedir explicaciones?
—¡No! —bramó un coro de voces.
—¡¡¡Los rusos nos han tocado el culo!!!
—¡Hoy matan a un vicepresidente, mañana un presidente y en cualquier momento un general americano!
—¡Guerra! —volvió a aullar el general alto.
Se tocó una campanilla y se pasó a cuarto intermedia hasta después de la hora del almuerzo. Luego, por votación, se decidiría.

Sin embargo, Orke se da cuenta que Erika corre riesgo de vida en Jamaica. Siguiendo el amor que siente por ella, reacciona y mata a Smith y sus otros matones, viaja al país caribeño y se entrevista con Garnett, contándole la verdad. La guerra es frenada, Orke y Erika se van a vivir a Irlanda (donde se dedican al sexo brutal) y Garnett es ascendido. Final feliz para todos (los que quedan vivos).
Círculo mortal es una breve sátira de las historias de espionaje y tensión internacional de principios de los ’70, con algunos toques sangrientos y ese “romanticismo de la violación” tan común en la literatura y el cine de esa época. La mayor parte es entretenida, en el final decae y se apura en terminar.


No hay comentarios :