viernes, 15 de mayo de 2015

SANTO Y SEÑA, MARCO POLO, de William Buckley (Javier Vergara)

Título: Santo y seña, Marco Polo
Autor: William F. Buckley Jr. (1925-2008)
Título original: Marco Polo, if you can (1982) \ Nº 5 en la serie “Blackford Oakes”
Traducción: María Antonieta Gregor
Cubierta: Enrique Abbate
Editor: Javier Vergara Editor (Buenos Aires)
Fecha de edición: 1983-07
Serie: Novela de suspenso
ISBN: 978-950-15-0212-1 (950-15-0212-0)
Estructura: 26 capítulos, epílogo, agradecimientos
Información sobre impresión:
Esta edición terminó de imprimirse en la
COMPAÑÍA IMPRESORA ARGENTINA S.A.,
Alsina 2049 - Buenos Aires – Argentina
en el mes de julio de 1983.

Información de contracubierta:
El guardia, siempre silencioso, que le traía el duro pan negro y la sopa aguachenta, sólo lo conocía como el señor McKinley. Eso también era lo único que sabían sus acusadores, cuando desde esa sala llena de humo de un tribunal secreto, solicitaron para él la pena de muerte. La acusación: espionaje desde un avión U-2 que voló sobre territorio soviético.
Mientras aguardaba la sentencia, sentado en una incómoda silla en la sala del tribunal, Blackford Oakes cavilaba ansioso. ¡Qué lejos estaba de donde debía estar! Se distrajo calculando las pulgadas que lo separaban de Sally...
Él podría haberlo evitado. La intriga, el secreto, el miedo, el infierno del espionaje y de los servicios de inteligencia. Todo comenzó por la lealtad a un amigo. Cuando Rufus aceptó dirigir la operación Marco Polo y pidió la colaboración de Oakes, Oakes volvió.
Rufus necesitaba encontrar el lunar. El lunar críticamente situado. Ellos sabían que él estaba allí. Lo sabían por una fuente indiscutible: Nikita Khruschev, líder del Partido Comunista de la Unión Soviética.
Pero Rufus quería saber más. No sólo encontrar el lunar. Y Blackford Oakes era el instrumento para el gran designio.
“¡Atención! La Suprema Corte de Justicia Militar de la Unión Soviética vuelve a sesionar. Camaradas Generales ¿están ustedes preparados para oír la sentencia?”
William Buckley, periodista y autor de varias novelas se consagró como novelista de suspenso al crear a Blackford Oakes, apasionante héroe de SANTO Y SEÑA, MARCO POLO.