martes, 7 de enero de 2014

DIAMANTES PARA LA ETERNIDAD, de Ian Fleming (Bruguera)

Título: Diamantes para la eternidad
Autor: Ian Fleming (1908-1964)
Título original: Diamonds are forever (1956) \ Nº 4 en la serie “James Bond”
Traducción: Ignacio Ribet López
Cubierta: Antonio Bosch
Editor: Editorial Bruguera (Barcelona)
Edición: 1ª ed.
Fecha de edición: 1974-01
Serie: James Bond agente 007 #5
ISBN: 978-84-02-03404-5 (84-02-03404-7)
Depósito legal: B. 49.169-1973
Estructura: 25 capítulos
Información sobre impresión:
Impreso en los Talleres Gráficos de Editorial Bruguera, S.A.
Mora la Nueva, 2 - Barcelona - 1974

Información de contracubierta:
Salvaje y cruel en la acción, refinado y exquisito en sus modales, galante siempre, EL SUPERAGENTE 007 CON LICENCIA PARA MATAR se ha convertido en un mito, agigantado por su popularidad en la pantalla.
¡EL MITO JAMES BOND!

MI COMENTARIO:
Quizás la más floja de las novelas que escribió Fleming sobre el agente 007. Ian no logra crear la atención rigurosa que exigen sus mejores novelas, sobre todo porque la historia cambia de escenarios y situaciones de una manera demasiado artificial, además de que carece de un villano de los quilates de un Goldfinger, por ejemplo. Sin embargo, esta novela se destaca sobre el resto por presentar la relación más fogosa que se haya producido entre una chica y Bond. El acercamiento a Tiffany Case es tortuoso, impredecible, casi rematado por el fracaso. Pero cuando llega a su punto culminante, lo hace en medio de una explosión volcánica, encendida por la mejor frase que una mujer le haya lanzado a nuestro héroe (no la voy a reproducir aquí, así se empeñan en leer la novela). Por otro lado, es interesante la incursión de Bond en el mundo de la Mafia, anticipándose más de una década a la ola de agentes y vengadores ficticios de la década del 70 que combatieron al crimen organizado, empezando por Mack Bolan, el Verdugo, creado por Don Pendleton en su novela War against the Mafia, de 1969.
No creo que Diamantes para la eternidad sea la mejor manera de empezar a leer las obras de Fleming. Sin embargo, para los que ya hemos comenzado, podemos esperar tranquilos encontrarnos con Tiffany Case, sobre todo para atender su requerimiento más secreto...


No hay comentarios :