viernes, 29 de julio de 2016

CONJURA EN LA COSTA OESTE, de Jerry Cotton (Bruguera)

Título: Conjura en la costa oeste
Autor: Jerry Cotton (seudónimo editorial)
Título original: Die Drahtzieher (1983) \ nº 1370 en la serie “Jerry Cotton”
Traducción: Ramón Alonso Ruiz
Editor: Editorial Bruguera (Barcelona)
Edición: 1ª ed.
Fecha de edición: 1985-01
Serie: Jerry Cotton, publicación semanal #6
ISBN: 978-84-02-10295-9 (84-02-10295-6)
Depósito legal: B. 40.367-1984
Volumen publicado en: Selección de novelas policíacas #2
Estructura: partes sin numeración
Información sobre impresión:
Impreso en los Talleres Gráficos de Editorial Bruguera, S.A.
Carretera Nacional 152, km 21,650, Parets del Vallès
(Barcelona - España)

Reseña aparecida en “El caso del botín desaparecido”:
Lo tenían todo bajo control, todo, menos sus propias vidas...
Dos desconocidos matan a tiros a Claire Norwood, una call-girl recientemente mudada de San Francisco a Nueva York y ex amante de Ronald Stanton, un prestigioso productor cinematográfico. Phil y Jerry Cotton llegan demasiado tarde para evitar el asesinato. Uno de los asesinos logra escapar y, a pesar de la detención del otro, Angel Celini, propietario de una lujosa barra americana, no puede aclararse el motivo del crimen.
Charly Tackerey, un ex detective arruinado, había encontrado en la casa de Stanton, al entrar para robar, una cinta de vídeo que muestra el horroroso asesinato de una muchacha durante una orgía. —Los autores del asesinato son, dos famosísimos directores de televisión—. ¿Por qué no utilizar esa cinta para salir de la miseria?, se dice Charly; pero se da cuenta a qué peligrosa situación puede llevarle su proyecto...
Al reconstruir, Phil y Cotton, la vida de la muchacha asesinada se encuentran en el bar de Celini, en San Francisco, con el segundo asesino, Hoop Bengst al que detienen.
Lentamente consiguen averiguar que el club está relacionado con un negocio de tráfico de muchachas, que participan en juegos sexuales con destacados personajes de la alta sociedad. En la casa de Stanton, donde tenían lugar las orgías, encuentran cámaras ocultas y cintas de vídeo con grabaciones de estas fiestas desenfrenadas.
¿Se habrá utilizado este material para hacer chantaje?
Parecía muy claro que Claire Norwood, la muchacha asesinada, se dedicaba a hacer ese chantaje. Pero ¿qué motivo habrían tenido Bengst y Celini para matarla? Tal vez querían ser ellos los que sacasen provecho de las cintas.
No, de repente apareció una pista...

Mis entradas sobre Jerry Cotton: