viernes, 21 de octubre de 2016

CADAVERES PARA CUBA, de Arthur Kent (Bruguera)

Título: Cadáveres para Cuba
Autor: Arthur Kent
Título original: Corpse to Cuba (1966)
Traducción: Francisco Javier Mariñas
Cubierta: Bryan Colmer
Editor: Editorial Bruguera (Barcelona)
Edición: 1ª ed.
Fecha de edición: 1968-01
Serie: Caballo negro. Crimen
Depósito legal: B. 38.454-1967
Estructura: 16 capítulos
Información sobre impresión:
Impreso en los Talleres Gráficos de
EDITORIAL BRUGUERA, S.A.
Mora la Nueva, 2 - Barcelona - 1968

Información de contracubierta:
Un hombre legendario
SEXTON BLAKE
Un personaje de fama mundial, que vuelve al primer plano de la novela de intriga y acción para fascinar a millones de lectores.
SEXTON BLAKE
La “última ola” de la literatura policíaca encarnada en un detective cuyas verdaderas hazañas no se habían contado hasta hoy.

MI COMENTARIO:
Sexton Blake es un detective inglés. Su serie de aventuras es la más frondosa de la historia de la literatura; iniciada en 1893, tuvo entregas regulares en periódicos y novelas hasta 1978. Inevitablemente, al cubrir tantos años, muchas de las novelas de este personaje ingresaron en el terreno del espionaje y la intriga internacional. Es el caso de Cadáveres para Cuba, donde Blake es comisionado por un misterioso periodista de izquierda londinense para que viaje a Cuba y ayude a Zita Chatterton, hija de un hacendado con propiedades confiscadas en la isla, a encontrar a su hermana Wanda, supuestamente prisionera de Camilo Cienfuegos, uno de los líderes de la Revolución. Blake, su ayudante Tinker y Zita viajan a Cuba, donde sufren una serie de atentados contra sus vidas. Se ven atrapados en el conflicto entre Cienfuegos y los hermanos Castro, que quieren eliminarlo por considerarlo un peligro político.
Es interesante cómo Kent presenta a Cienfuegos: un líder carismático, capaz de encabezar una potencial revolución dentro de la revolución; sin embargo, al final se va a Jamaica con Wanda y desea ser embajador en Europa. El autor participa de un viejo karma de la izquierda: destacar a los políticos perdedores de un proceso revolucionario como las “verdaderas” encarnaciones de la misma. “Con ellos, todo habría sido mejor” es el lema de esta persistente fantasía. La novela es entretenida, aunque algo torpe en las escenas de acción. Más interesante es el perfil de los personajes, que juntos reúnen parte de la intensidad de los tumultuosos años ’60. Cadáveres para Cuba sirve para pasar el rato y viajar rápidamente a esa época de cierta forma aún activa.



ADAPTACIONES AL CINE Y LA TV:
Sexton Blake fue llevado por primera vez al cine en una fecha tan temprana como 1909. Hasta 1938 se realizaron 18 films más. En el año de finalización de la Segunda Guerra Mundial se hicieron dos con David Farrar interpretando a un Blake patriota. La última película fue Murder at Site 3 (1959); interpretada por Geoffrey Toone, estuvo ambientada en el mundo del espionaje.
Hasta donde pude averiguar, sólo se estrenó en España The Echo Murders (1945), con el título de ¡Llamen a Sexton Blake!.
El detective siguió vivo en dos adaptaciones a la pequeña pantalla: una serie de TV entre 1967 y 1971, y una miniserie, Sexton Blake and the Demon God, en 1978.

 
Imágenes de pósters del sitio Flickr de Kirby York